Este Despacho de Abogados está adaptado a los nuevos tiempos.

El cliente demanda rapidez y eficiencia. Respuestas claras a sus problemas. Precios justificados. Quiere encontrar a su Abogado cuando se le necesita. Necesita poder depositar en él su confianza, pilar esencial de la relación entre el cliente y su Abogado. Para este Despacho , esas expectativas son objetivos cumplidos cada día.

Una política de precios razonables  sólo se logra cuidando la gestión y la forma de prestar servicios: de manera personalizada, comprometida y sensible a todas las circunstancias que rodean a cada cliente.

El cliente hallará a un profesional que, mediante la conversación serena, le ayudará a centrar su problema. Seguidamente, le presentará expectativas realistas sobre su solución. Nuestro objetivo es que quien deposite su confianza en nosotros conozca qué es lo que puede esperar del servicio que le va a prestar su Abogado y cuál será la solución a aquello que le preocupa.

El Abogado gestiona riesgos y proporciona tranquilidad. Ese es nuestro principal objetivo.

El cliente es partícipe del desarrollo del trabajo de su Abogado. Conoce en qué consiste el trabajo que su Abogado realiza para él. Para ello es fundamental que haya una comunicación constante entre ambos. Que cada cliente perciba que recibe valor, tanto en precios como en confianza.

Sabemos qué quiere el cliente. Además de capacidad de respuesta, quiere y merece que la comunicación con su Abogado sea fluida y cercana. Excelencia en el servicio y excelencia técnica. Fácil acceso y confianza.

La relación del cliente con su Abogado nace de una necesidad de depositar su esperanza. Que esa esperanza se convierta en confianza depende del buen hacer del Abogado.

Sabemos cuáles son los deberes y obligaciones del Abogado. Así, actuando con total compromiso en la defensa de los intereses de nuestros clientes, hacemos que la relación de confianza se consolide. Ello proporciona al cliente la tranquilidad que representa la perspectiva de un futuro previsible en el que sus problemas se resolverán a un coste apropiado.

Los servicios jurídicos que ofrecemos no se miden en términos contables. Es así porque no tratamos con productos comerciales, sino que servimos a personas. Tratamos con sus necesidades, y eso es un trabajo notable. Cada día hacemos que esa labor sea más importante y significativa.

Nuestros logros dependen de lo que hacemos, no de lo que vendemos.

Horas de apertura

Lunes

De 9:30 a 14:00 horas y de 16:00 horas a 20:00 horas.

Martes

De 9:30 a 14:00 horas y de 16:00 horas a 20:00 horas.

Miércoles

De 9:30 a 14:00 horas y de 16:00 horas a 20:00 horas.

Jueves

De 9:30 a 14:00 horas y de 16:00 horas a 20:00 horas.

Viernes

De 9:30 a 14:00 horas y de 16:00 horas a 20:00 horas.

Sábado

De 10:00 horas a 13:00 horas

Domingo

-